Hombre

VOCES #48

Siempre se criminaliza a la víctima. Parece que la mujer violada tiene una marca y no tiene derecho a rehacer su vida.

Los abusadores y violadores se esconden en las sombras de los cerebros de mucha gente. En las escuelas no se tratan estos temas porque hay muchos padres que no quieren que sus hijos sepan que existe. Las abusadas somos silenciadas por la sociedad. En mi caso fue un vecino, aprovechando que era una noche de verano y todas las puertas estaban abiertas. Me volví una niña con mucho miedo y que nunca más pudo dormir tranquila por si volvía a entrar alguien en mi habitación.

Charo Bolívar,
Autora del libro Tatuaje

El mundo de los abusos a menores es opaco y habitualmente silenciado ¿Qué te llevó a levantar la voz, dar la cara y escribir Tatuaje?

Me convenció mi terapeuta que ya llevaba unos años tratándome. Me dijo que escribiera porque es una de las mejores terapias que existen. Yo quise escribir un cuento para mí y poco a poco fue transformándose en una novela de más de 200 páginas. Y decidí publicarla porque de alguna manera quise explicarle a mi familia y amigos qué me ocurrió en la infancia ya que nadie lo sabía. El libro gustó, particularmente a las mujeres. Muchas de ellas me confesaron en privado que también habían pasado por abusos en la infancia.

¿Por qué ese título?

El título es el de una canción que cantaba mi madre cuando era una niña, me gustaba mucho escucharla cantar y a la vez pensé en que yo misma llevaba un tatuaje invisible en mi piel como consecuencia de la violación.

 

"Somos una civilización hipócrita, sonreímos a la gente que está traumatizada y en cuanto gira la espalda nos sale aquello de “pues algo habrá hecho”."

¿Es un libro autobiográfico? ¿Qué cuentas en él, básicamente?

La primera parte es totalmente real y autobiográfica, vivía en un barrio muy pobre de Jaén y allí la vida era más que dura. Los hombres pegaban a las mujeres, las mujeres maltrataban a sus hijos y los niños torturaban animales, es una cadena de la que es difícil salir. En la segunda parte, después de ocurrir la violación (que no relato con pelos y señales porque sé de sobras que a nadie le gusta leer algo así) entro en un mundo que podría explicar como el de una niña autista. Una niña ha sido violada y nadie se ha dado cuenta, por lo que ella misma deja de ver a la gente que la rodea, se hunde en un lugar donde solo existen dos cosas que la hacen feliz, los libros y los animales. Todo lo demás deja de existir.  Y en la tercera parte, es como un viaje al infierno dantesco, para descubrir y recuperar su identidad. Cosa que tampoco se consigue nunca del todo en la vida real. Por eso es una novela.

¿Qué es lo más duro a la hora de escribir una historia así?

Para mí y lo que más me costó fue el desenlace, cuando tengo que enfrentarme a mí misma y buscar respuestas y además encontrarlas. Ese punto me llevó a dos intentos de suicidio en el verano de 2015. En esta parte me reto a mí misma para curar a mi niña interior, que permanece herida y a la que nadie, ni siquiera yo, le hacía caso.

Según las estimaciones más utilizadas oficialmente, uno de cada cinco menores españoles sufre abusos sexuales. ¿Como es posible que una cifra tan aterradora no sitúe este problema entre las principales preocupaciones de los españoles?

Como mujer y en España, puedo decir que nadie nos hace caso si denunciamos una violación. Sólo hay que ver el caso de La Manada. Se necesita mucha educación en las escuelas y en los hogares desde pequeños. Cada día vemos en los diarios y televisiones violadores que no llegan ni a cumplir su condena y como la víctima se convierte en reo. En las escuelas no se tratan estos temas porque hay muchos padres que no quieren que sus hijos sepan que existe. Y es precisamente lo que da alas a los abusadores y violadores. Se esconden en las sombras de los cerebros de mucha gente. Las abusadas somos silenciadas por la sociedad.

Se calcula también que ocho de cada diez casos de abusos se producen en el círculo familiar y entornos de confianza. ¿Es esa una de las causas por las que el problema permanece semioculto?

En mi caso fue un vecino, aprovechando que era una noche de verano y todas las puertas estaban abiertas y los mayores pasaban el calor como podían en las calles sentados en sus sillas de enea y hablando. Entre los recuerdos que siempre he tenido está el de cómo me susurraba al oído que no le explicara a nadie lo que había pasado. Yo tenía seis años, soy la menor de siete hermanos, una familia con muchos problemas y una madre y un padre que se pasaban el día trabajando demasiado para escuchar lo que yo pudiese decir. Los hermanos campaban a sus anchas por las calles y yo, de repente, me volví una niña con mucho miedo y que nunca más pudo dormir tranquila por si volvía a entrar alguien en mi habitación. Y a veces he pensado que, si les hubiese dicho algo, seguro que ellos me hubiesen hecho callar con la excusa de que tenía demasiada imaginación y me lo inventaba. Así funcionaba y funciona el mundo.

¿Qué puede llevar a una familia, especialmente a una madre, a cerrar los ojos y callar ante el abuso infantil?

Como madre yo no lo entiendo, pero creo que es un problema social. Tengo una familiar a la que violaron cuando iba a trabajar y los padres callaron por aquello de “qué iba a decir la gente”. Parece ser que una mujer violada tiene una lacra (o un Tatuaje) y no tiene derecho a rehacer su vida. También hay como una norma social que les empuja a repetir una y otra vez que olvides el pasado, que vivas el presente y no guardes rencor. Las mujeres abusado o violadas nunca podemos olvidar, porque el trauma se queda oculto en un rinconcito del cerebro y cuando menos te lo esperas da un salto y se te pone delante y te desafía. Entonces comienzan las crisis de ansiedad, la depresión, las ideas de suicidio…

 

"Encerramos a los niños y niñas en una burbuja y no nos damos cuenta que de esa manera les estamos haciendo daño, porque si no saben lo que está pasando en muchos hogares tampoco pueden denunciarlo."

¿Somos una sociedad enferma, o una sociedad hipócrita?

Las dos cosas. Una vez leí en Wikipedia algo que se titulaba “La cultura de la violación” y me puse de los nervios. ¿Cultura y violación? Madre mía, una cosa es incompatible con la otra. Por otro lado, la hipocresía está por todos lados. Somos una civilización hipócrita, sonreímos a la gente que está traumatizada y en cuanto gira la espalda nos sale aquello de “pues algo habrá hecho”. Siempre se criminaliza a la víctima. Y si las escuelas y las familias, como he dicho antes, no empiezan a cambiar esto nunca evolucionaremos hacia los derechos fundamentales de las mujeres frente a sus agresores sexuales.

¿Qué parte de responsabilidad colectiva tenemos como sociedad en la persistencia del abuso?

El de criminalizar a la víctima, sin duda. Yo he escuchado muchas veces en el entorno familiar y social aquello de “pues qué quiere si va así vestida” “si sale de noche ya sabe lo que le puede pasar”. Claro que esto lo dicen mayoritariamente los hombres. Vivimos en una sociedad patriarcal, los hombres que tienen una cierta edad y vivieron la dictadura son los que dictan las leyes. Y nadie dice ni hace nada. Hay que entender, como decía Gandhi, que si una ley es injusta hay que rebelarse. La sociedad entera, todos juntos tenemos que entender que hay que luchar por que las niñas no pierdan su infancia, que es el tesoro más bonito que tienen.

¿Qué medidas inmediatas y básicas habría que adoptar para comenzar a enfrentarnos a esta lacra?

Primero escuchar a las víctimas, darles voz y comprensión. A día de hoy, ninguna editorial quiere publicar un libro donde se hable de abusos sexuales. Y pocas fuentes de información se atreven tampoco. Yo autopubliqué y regalé mi libro al instituto donde estudiaba mi hija y me ofrecía a dar alguna charla y nadie me ha contestado. Encerramos a los niños y niñas en una burbuja y no nos damos cuenta que de esa manera les estamos haciendo daño, porque si no saben lo que está pasando en muchos hogares tampoco pueden denunciarlo. Nos preocupamos si no van bien en los estudios, si tienen amigos o no, si pueden tener anorexia o bulimia o ambas cosas (una patología muy grave también) pero nunca se nos ocurrirá preguntarles si alguien les ha intimidado o les ha propuesto hacer algo que ellos no querían. Nunca les hablamos de sexo como algo que tiene que conllevar un placer mutuo y si uno de ellos no quiere hay que respetarlo. ¿Medidas? Comprensión y mucho diálogo padres y escuela. Como escribió Pitágoras: "educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres".

A los 15 años ya ganaste un premio literario ¿Hasta qué punto escribir ha ido una terapia para ti?

Ha sido el mayor escape de una realidad que no comprendía ni me gustaba. Yo pasaba todos mis ratos libres leyendo y escribiendo, cartas a mis amigas, poemas, relatos de aventuras donde mis amigas y yo éramos las protagonistas, me gustaba soñar con un mundo mejor. Y creo que todo el mundo tiene el don de poder hacerlo, aunque escriba mal, aunque crea que no sabe. No hace falta que una gran editorial se fije en ti, aconsejo escribir para una misma, para releer unos días después y reírte o asombrarte de lo que has creado o para romper el papel y tirarlo a la basura. Cuando escribes se ponen en marcha una serie de mecanismos de tu cerebro que desconoces realmente y, aunque suene anacrónico, la escritura a mano conecta mucho más los dos hemisferios del cerebro y te hace más creativa y te ayuda a sanar muchas patologías.

Hemos leído que preparas una segunda parte de Tatuaje ¿Puedes adelantarnos algo de esa nueva obra?

Yo nací en una ciudad andaluza y cuando tenía ocho años toda la familia emigramos a Badalona, una ciudad de Barcelona. Un barrio hecho de inmigrantes y quiero plantear desde la mirada de una niña cómo se vive algo tan inquietante como la inmigración y cómo afrontar el cambio de ciudad, de lengua y, sobre todo, sobre todo despedir a los tíos, a los abuelos, a los seres más queridos sabiendo que ya sólo los verás de vez en cuando en algún viaje de verano. Y entender por qué en Andalucía nos llamaban los catalanes y en Cataluña éramos los andaluces. Evidentemente el título, que no desvelaré, será el de alguna canción que cantaba mi madre cuando era pequeña.

Charo Bolívar nació en Jaén en 1965 y desde pequeña reside en Cataluña. Es escritora y documentalista y es una apasionada de la historia, la literatura y los gatos, tal y coo confiesa ella misma. Es autora también del libro de relatos Cuentos a Cuatro Manos. En Tatuaje ha querido denunciar los abusos y las violaciones y también dar voz a un país que languideció durante más de 40 años bajo una dictadura moral y sentimental que se cebó ferozmente con las mujeres.

MÁS VOCES

Personaje

"La educación no puede depender del político de turno"

Saskia Sánchez Van den Eshof, Tutora de secundaria

Personaje

“Garantizar una comida al día a los niños tiene que estar por encima del color político”

Josep Maria Torralba, Doctor en sociología y diplomado en trabajo social.

Personaje

"No basta con evitar el abuso a tus hijos, necesitamos conciencia colectiva"

Vicki Bernadet, Víctima y fundadora de la primera entidad contra abusos sexuales.

Personaje

"Se fabrican armas pequeñas para que los niños puedan usarlas"

Noemí Pereda, Doctora en Psicología especializada en infancia en riesgo.

Personaje

"La mujer maltratada debe ser parte de la solución, no del problema"

Ana Bella Estévez, Superviviente y creadora de una fundación para maltratadas.

Personaje

[gallery link="file" columns="3"] “Los CIE demuestran que el racismo institucional está totalmente arraigado”

Cristina Fernández, Abogada y profesora experta en control de migraciones.

Personaje

"El pacto por la educación debe ser un verdadero contrato social"

Fernando Vallespín, Catedrático de ciencias políticas.

Personaje

"Armas españolas acaban en guerras donde se usan niños soldado"

Gervasio Sánchez, Fotógrafo y periodista.

Personaje

“Tenemos una implicación muy directa en la existencia de niños soldado”

Chema Caballero, Ex misionero y activista en la recuperación de niños soldado

Personaje

"Somos una sociedad que ha fracasado en muchos sentidos"

Jordi Noguera, Responsable del Centro para Niños Dos de Mayo de Barcelona

Personaje

"El consenso es la base para un sistema educativo estable en lo fundamental"

María Dolores Berriel Martínez, Presidenta del Consejo Escolar de Canarias

Personaje

“Nos programan para ser esclavos”

Borja Vilaseca, Ensayista de la vida

Personaje

"La economía, aunque mueva el mundo, no deja de ser algo muy artificial"

Eduardo Costas, Doctor en genética y biólogo

Personaje

"El modelo de la televisión que imita el adolescente es el del todo vale"

Alberto Plaza Martín, Psicólogo clínico infantil

Personaje

“Los partidos políticos utilizan la educación con fines ideológicos, no formativos”

Agustín de la Herrán, Profesor de Formación y Profesorado en la UAM

Personaje

"Necesitaba que la sociedad supiera qué hay realmente tras el abuso sexual infantil"

Leiza G, Autora del libro DETENTE

Personaje

"Es importante que exista una tensión y un debate social en torno a las cuestiones educativas"

Jaume Carbonell, Pedagogo y autor de 'Pedagogías del Siglo XXI'

Personaje

"Todos tenemos obligación de conocer y defender los derechos de la infancia"

Maria Eulàlia Palau, Presidenta de ACIM (Associació Catalana per a la infància maltractada). Doctora en Psicología, psicopedagoga y maestra

Personaje

"La pobreza no es lo mismo que la miseria. Quien la padece siente vergüenza"

Jesús Martínez, Periodista, autor de La pobreza en Barcelona en los años del Big Crap (2008-2014)

Personaje

"Los niños aprenden a ser críticos comprendiendo el lenguaje audiovisual"

Jacqueline Sánchez Carrero, Doctora en Comunicación Audiovisual y directora del Taller TeleKids

Personaje

"El maestro es el agente de cambio fundamental en las escuelas"

Laura Bérmudez, Maestra y educadora social

Personaje

"La principal carencia del sistema educativo es que no se centra ni en el alumno ni en el profesor”

Álvaro González Martínez de Lecea y Ricardo Oficialdegui, Maestros del colegio Irabia-Izaga de Pamplona

Personaje

"Ya está bien de la educación utilizada como arma política e ideológica"

Antonio Lara Ramos, Inspector de Educación, docente, escritor y ensayista

Personaje

"Debería haber una asignatura llamada Descubriendo mi don"

Rosa Jové, Psicopedagoga y psicóloga infantil

Personaje

"La educación ha caído en la competitividad y la pérdida de respeto por la infancia"

Eva Bailén, Defensora de la racionalización de los deberes escolares

Personaje

"Homeschooling permite personalizar la educación del niño según sus necesidades"

Laura Mascaró, Jurista, asesora y escritora. Fundadora de la Plataforma por la Libertad Educativa y defensora del Homescholing

Personaje

"La libertad de expresión es estupenda, pero de nada sirve si no eres capaz de pensar por ti mismo"

Miguel Martínez López, Profesor de Filosofía

Personaje

"El pensamiento crítico causa pavor entre los que ostentan el poder"

Adrián Astudillo Andrés, Estudiante de Bachillerato

Personaje

"La educación española nos intenta convertir en trabajadores productivos y no en personas"

Enrique Estrade Sanz, Estudiante de Bachillerato

Personaje

"Hay más información sobre la Eurocopa que sobre los exiliados"

Paloma Aznar, Periodista

Personaje

"No tiene sentido que estemos aun peleando por ponerle nombre a nuestro sistema educativo"

Carmen Pérez Saussol, Psicóloga y autora del libro 'Educar con una sonrisa'

Personaje

"Tenemos una saturación de información que al final nos insensibiliza"

Víctor Molins Pons, Integrador Social

Personaje

"Sólo con vías de acceso legales y seguras para los refugiados se luchará de manera efectiva contra las mafias"

Carmen Vázquez Pérez-Batallón, Responsable Territorial de Accem Galicia

Personaje

Habrá muchas cosas que no creo que un robot pueda realizar y muchas que no se le deban permitir

Luis E. Moreno, Doctor en Ingeniería Industrial

Personaje

Es el momento de someter el sistema a evaluación, no al alumnado

Mar Romera, Pedagoga y autora del libro "La familia, la primera escuela de las emociones."

Personaje

Los profesores de instituto deben volver a ser los universitarios mejor preparados, como en los 70 y los 80

Javier Orrico, Catedrático, periodista y autor de "La tarima vacía"

Personaje

Solo se habla de los niños cuando hay casos de maltrato o de fallecimiento

Olvido Macias, Periodista y autora de "Hogares compartidos"

Personaje

Debemos reimaginar profundamente la educación porque está obsoleta.

Xavier Aragay, Autor de Reimaginando la educación

Personaje

La escuela debe preparar al alumno para afrontar retos vitales y la sociedad requiere un nuevo modelo educativo

Pablo Díaz, Maestro y autor del libro "Hacia una nueva escuela"

Personaje

El abuso sexual en la infancia sigue siendo un tabú silenciado por la sociedad y las familias de las víctimas.

Helga F. Moreno (Ambar IL), Superviviente de abuso infantil y violencia de género

Personaje

Fui víctima de bullying y siempre soñé con poder evitar que otros niños pasaran por lo que pasé yo

María Zabay, Periodista y autora de "Todos contra el bullying"

Personaje

El acoso escolar deja una huella profunda muy difícil de superar

Ainara Conesa, Autora del ibro "Yo también sufrí acoso escolar"

Personaje

El lamento no conduce a ningún lado y, sin embargo, nos pasamos la vida quejándonos por todo

Sebas Lorente, Autor del libro "8 días levantándome de #BuenHumor"

Personaje

No se trata de mejorar el sistema educativo, se trata de crear uno nuevo

Carlos Roncero, Profesor y escritor

Personaje

Lo queramos o no, la revolución digital es una realidad que nos sobrepasa y lo invade todo

Fernando Botella, Autor de "Bienvenidos a la revolución 4.0"

Personaje

Un docente afectuoso y preocupado por su quehacer profesional ya aprendió algo que le sirve con sus alumnos.

Marcela Garrido Díaz, Educadora y autora de "Neurociencias y educación: Guía práctica para padres y docentes"

Personaje

Lo de La Manada fue un último espoleo al sentimiento de hartura que teníamos las mujeres, que no viene de ayer

Isabel Valdés, Periodista y autora del libro "Violadas o muertas"

Personaje

La edad evolutiva es un área muy vulnerable del ciclo vital y los adultos debemos repensar nuestro proyecto educativo

Alberto Pellai y Barbara Tamborini, Autores de "La edad del tsunami"

Personaje

En el colegio no debería haber teléfonos móviles

Marc Masip, psicólogo experto en adicción a las Nuevas Tecnologías. Autor del libro Desconecta

Personaje

Si enseñamos a los estudiantes de hoy como les enseñamos ayer, les estamos robando el mañana

Raúl Santiago Campión, Profesor especializado en Didáctica y Organización Escolar. Autor del libro "Aprender al revés"

Personaje

La educación del futuro tiene que servir para que los jóvenes sepan cómo usar la tecnología, y no que la tecnología los utilice a ellos.

Pablo Rodríguez, Doctor informático y autor de "Inteligencia Artificial: Cómo cambiará el mundo y tu vida"

Personaje

La administración tiene olvidada a la pedagogía

Sandra García Maganto, Pedagoga y formadora